Guardia Nacional o preservar a la Policía Federal

Existen cosas tan obvias como las que hemos vivido en estos días sobre la Guardia Nacional y su despliegue en la Ciudad de México, en palabras del presidente: “… al principio se pensó que no haría falta el que actuara la guardia nacional en la ciudad de México pero, por la situación que se padece sí va haber Guardia Nacional en la Ciudad de México, en todo el territorio de la Ciudad de México …”

El crecimiento del crimen organizado, los delitos, homicidios, son las razones más importantes, que orillaron al gobierno a desplegar la Guardia Nacional, sin duda es una razón muy importante a tomar en cuenta.

Esto molestó mucho a elementos de la PFP, quienes se manifestaron en días pasados, haciendo uso de su derecho a manifestarse, con la finalidad de contraponerse al despliegue de la GN.

Todo parecía muy polémico, hasta que entre los manifestantes encontraron a elementos que ya habían sido dados de baja, otro que incluso fue acusado de secuestro y que era líder de movimiento y por si fuera poco, Calderón tenía la cuchara bien adentro en el asunto; obviamente cuando eres acusado por algo, hasta que no existen pruebas, tu inocencia esta garantizada.

Todo parecía una manifestación con fuerza, digna de la victoria, hasta que la razón por parte del gobierno y las incongruentes exigencias de los de la PF y sus razones rebuscadas dejaron entre ver lo apestoso del asunto.

No van a ser militarizados, tampoco son discriminados por no pasar pruebas por ser gorditos o por no tener las aptitudes necesarias para formar parte de una Guardia Nacional que si tenga la capacidad de combatir a la delincuencia.

Medios de noticias hablan sobre la problemática que se veía venir, aunque en su mayoría no están siendo objetivos sobre el asunto, es obvio que las capacidades mismas de los elementos dejarían fuera a aquellos que no cumplieran con los requisitos. Si la idea es tener una Guardia Nacional con la capacidad de traer la tranquilidad de los ciudadanos, lo primero es dejar fuera a aquellos no son capaces de levantar el escudo muy alto (¿Vieron 300?).

Si no tienes claro que ocurrirá, aquí abajo resumo los puntos más importantes de la transición:

  • El paso a la Guardia Nacional es voluntario;
  • Solo se aceptan buenos elementos;
  • No se está despidiendo a nadie;
  • Se respetarán sus derechos;
  • Aquellos elementos que no cumplan los requisitos seguirán con sus empleos haciendo otras actividades.

El mismo Alfonso Durazo aclaró en un comunicado, que sus derechos serán respetados en cumplimiento a lo que establece la ley de la Guardia Nacional, además es de destacar que sus prestaciones mejorarán hasta lograr una homologación, lo que deja en claro que lejos de estarse violentando sus derechos, se les está respetando y además se les otorgará prestaciones superiores que la de los demás servidores públicos.

Saludos.

Deja un comentario