¿Es el fin de la 4T? ¿La renuncia de Carlos Urzúa (SHCP) es un termómetro del fracaso o del éxito de una administración?

Antes que nada no nos alarmemos, ni el dólar se disparó ni la economía mexicana va en picada. El pasado miércoles mediante un Tweet el ahora ex Secretario de Hacienda y Crédito Público Carlos Urzúa comento lo siguiente:

¿Qué nos dice esta renuncia abrupta del gobierno de la tan mencionada 4T?

En primer punto no debemos caer en percepciones emocionales e irnos a ninguno de los extremos, ya sea que seamos amantes empedernidos de Andrés Manuel y sus políticas o enemigos declarados del régimen. Debemos entender que tampoco todo recae sobre el presidente.

Analicemos las probabilidades, existiendo los dos únicos escenarios

  1. Que las políticas sociales y hacendarias no sean compatibles con una visión neoliberal. Haciendo más complejo el llegar a acuerdos con los actores del gabinete presidencial.
  2. Que el ahora ex secretario tenga razón sobre la gente que esta llevando consigo la tan importante tarea de gobernar y que ésta no tenga capacidades técnicas y desconozca de las finanzas públicas

Para el primer punto AMLO argumentó con sus palabras:

“Me presentan el Plan (Nacional) de Desarrollo, lo veo y desde mi punto de vista no reflejaba el cambio. ¡Era como si lo hubiera hecho (Agustín) Carstens o José Antonio Meade, con todo respeto”

Para el segundo punto sería muy arriesgado hablar del grado de conocimiento, sin caer en subjetividades. Al fin y al cabo no podremos aseverar tal condición hasta que la economía mexicana resulte gravemente afectada, ni antes, ni después podemos dar un veredicto. Por tal motivo, su salida no es un fracaso sino una gran oportunidad para que el gobierno en esta revolución llamada la 4T nos termine convenciendo o decepcionando.

Lo que sí podemos juzgar son las administraciones pasadas, y es que solo hay que recordar que éstas fueron un fracaso total, tanto en tema económico, como en seguridad. Es momento de cambio y es necesario probar nuevas formulas, miremos a nuestro al rededor, al menos no vemos el escenario que predijeron ciertos personajes hace un año en tiempos de campaña.

Cabe mencionar que con rapidez mediática el presidente de México salió a calmar a los mercados haciendo nombramiento de Arturo Herrera Gutiérrez como el nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Cuenta con estudios en Economía por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y una maestría en la misma disciplina por el Colegio de México. En la actualidad es candidato a doctor por la Universidad de Nueva York.

Deja un comentario