La dieta mediterránea puede ayudar a detener la progresión del cáncer de próstata

Autor: Juan Leyva
Fuente: debate.com.mx

La dieta mediterránea, que ha sido calificada por quinto año consecutivo como la mejor dieta del mundo, puede tener efectos positivos en la prevención de la progresión del cáncer de próstata. (Lee también: Cuáles son las mejores dietas para bajar de peso en el 2021)De acuerdo a un estudio realizado por el Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, Estados Unidos, las frutas, verduras, legumbres, nueces, aceite de oliva y el pescado consumidos de manera recurrente podrían ayudar como tratamiento activo contra la progresión del cáncer de próstata.  Configura y elige tus preferencias El cáncer de próstata es un cáncer que ocurre en la próstata, una glándula pequeña en forma de nuez que en los hombres produce el líquido seminal, que nutre y transporta al esperma. Este tipo de cáncer es uno de los más frecuentes en los hombres. El estudio de la Universidad de Texas encontró que los hombres con una dieta mediterránea pueden evitar los signos de progresión del cáncer de próstata a tal punto que los investigadores lo consideran un tratamiento activo. Esta dieta también se probó en otras enfermedades como la diabetes y el uso de estatinas, y se encontró una reducción similar en este tipo de pacientes.  La dieta mediterránea ya había sido considerada una de las mejores para prevenir cualquier tipo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y mortalidad. Los especialistas de la Universidad de Texas indican que este estudio en hombres con cáncer de próstata en etapa temprana acerca un paso más a brindar recomendaciones dietéticas basadas en evidencia para optimizar los resultados en pacientes con cáncer.  La dieta mediterránea se ha explorado con especial interés desde la década de 1960, cuando se comenzaron a descubrir sus implicaciones en la salud al notar que las enfermedades coronarias causaban menos muertes en los países mediterráneos, como Grecia e Italia, que en los Estados Unidos y el norte de Europa. Es reconocida por la Organización Mundial de la Salud como una dieta sana y sostenible, y por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura como un activo cultural intangible.Los principales componentes de la dieta mediterránea incluyen los siguientes: Consumo diario de vegetarles, frutas, granos enteros y grasas saludables Consumo semanal de pescado, aves, frijoles y huevos Porciones moderadas de productos lácteos Consumo limitado de carne roja Comer al estilo mediterráneo: Come más frutas y vegetales. Intente consumir de 7 a 10 porciones diarias de frutas y verduras. Opta por los granos enteros. Cambia a pan, los cereales y las pastas integrales. Prueba otros granos enteros, como el bulgur y el farro. Consume grasas saludables. Prueba el aceite de oliva como sustituto de la mantequilla cuando cocines. En lugar de poner mantequilla o margarina en el pan, trata de mojarlo en aceite de oliva saborizado. Come más mariscos. Come pescado dos veces por semana. El atún fresco o enlatado al agua, el salmón, la trucha, la caballa y el arenque son opciones saludables. El pescado asado tiene buen sabor y requiere poca limpieza. Evita el pescado frito. Reduce las carnes rojas. Sustituye la carne por pescado, aves de corral o frijoles. Si comes carne, asegúrate de que sea magra y de que las porciones sean pequeñas. Disfruta un poco de lácteos. Come yogurt griego o natural bajo en grasa y pequeñas cantidades de una variedad de quesos. Opta por un poco de sabor. Las hierbas y especias aumentan el sabor y disminuyen la necesidad de sal.

debate.com.mx

Click aquí para leer nota completa en la página del autor.

Deja un comentario